EL JUVENTUD DE TORREMOLINOS RENACE ANTE EL RECREATIVO DE HUELVA.

El Juventud de Torremolinos doblega al decano, en El Pozuelo, demostrando un juego al nivel que exige la categoría.

Buena tarde en lo climatológico y con un ambiente y colorido en la grada de El Pozuelo como se ha visto pocas veces. El Juventud de Torremolinos recibía al decano del fútbol español en un partido histórico.

Comenzó el Torremolinos, como suele hacerlo habitualmente, con muy buen trato del balón y con una intensa presión en líneas defensivas, y el Juventud dijo “aquí estoy yo” con un centro de Urbina, que rechazó un defensa y aprovechó Castillo que se sacó un pelotazo que se marchó a la izquierda del arco de Rubén.

Trataba el Cuadro verde, de llegar jugando la pelota, con un Javi Amaya como jefe de máquinas, que distribuía de banda a banda, y con Alexis por el flanco izquierdo, que latigazo tras latigazo desconcertaba a la defensa onubense.

Fue en el veintiocho donde un balón llovido de machuca al segundo palo, que Ismael prolongó al segundo palo para que Caturla rematara a gol, dando ventaja al cuadro de Ibón Arrieta.

Continuaba haciendo contras el Juventud de Torremolinos, que llegaba a la puerta de Rubén creando peligro pero sin definir claramente, Alexis, Javi Amaya y Machuca, los actores de advertir a los blanquiazules.

Por su parte el Recreativo entonó en “un quiero y no puedo” se encontraba un muro en la línea defensiva verdiblanca.

En el minuto 41 un disparo de Machuca pegado al verde, que se marchó a la izquierda del portero visitante.

En el 43 una individualidad de Javi López por banda izquierda que cedió la bola en un pase interior al mago Fran Castillo que puso la puntera para vencer al arquero recreativista.

El Pozuelo enloquecía con el juego de los locales ante un partidario de la plantilla Torremolinense, que llegó al descanso doblegando a todo un histórico como el Recreativo de Huelva.

Comenzaba la segunda con un Recreativo más activo en líneas, creando las primeras ocasiones, que volvía a repeler la defensa blanquiverde.

Apretaba el Recreativo, que atosigaba al cuadro torremolinense, advirtiendo en el minuto cincuenta y ocho con disparo de Adrián Arjona al palo.

Comenzaba Arrieta las ventanas de sustituciones, dando entrada a Forján y Lavela.

Fue en el 60 cuando Laerte remató de cabeza en el primer palo un centro desde la derecha de Juanito. Comenzaba un nuevo partido con un Recre empujando para conseguir el empate.

En el 74 una individualidad de Pescador con un pase a Forján, al que derivó Manu Galán, marcando la pena máxima el colegiado. El capitán, Javi Amaya,transformó el penalti y doblegando de nuevo a los onubenses.

En el descuento el cuadro de Abel Gómez, metía el miedo en el cuerpo a la afición verde, cuando Juanito colgaba un balón al área que remataba Manu Galán, recortando distancias en el electrónico.

Contestó el Juventud de Torremolinos que tras un robo en la medular, El Mago de Alhaurín, Fran Castillo metió un pase en profundidad para que Raúl Pescador venciera por velocidad a la defensa blanquiazul y definió ante el meta visitante con gran calidad.

Con una importante victoria y con un inmenso partido, el Juventud de Torremolinos vence a todo un histórico del fútbol español, como el Recreativo de Huelva, demostrando que este equipo esta a la altura de esta categoría.

#somosverdes

Deja un comentario

volver arriba